Search

Una apicultura biodinámica para la conservación de las abejas

Updated: Jun 18

Por BeeHub Guate.


Con frecuencia, percibimos el mundo de las abejas a través de lo que vemos en el supermercado y algunas tiendas especializadas que comercian: miel, polen y cera. Pocas veces escuchamos o leemos sobre la importancia de las abejas para nuestra propia subsistencia. Y no es casualidad, cuando el tema de abejas se resume al conocimiento de los productos de la colmena, la productividad y las exportaciones de miel.



Es escasa la difusión de la información en cuanto a las abejas y su diversidad de especies. Las abejas son los insectos polinizadores más eficientes del planeta y reconocidas como los animales más importantes para la vida en la Tierra. Siendo alrededor de 20 mil especies de abejas que existen, estas se agrupan en 7 familias de las cuales 5 están presentes en Guatemala, país megadiverso. Todas y cada una de ellas igual de importantes para la polinización de cultivos y plantas floríferas.


Al menos el 71% de los cultivos (incluyendo frutas y vegetales consumidos diariamente por nosotros) requieren polinización por animales, siendo las abejas (en su extensa diversidad) los especialistas por naturaleza en realizar este proceso. De ahí la importancia de la conservación de estos insectos para asegurar la disponibilidad de gran parte de nuestros alimentos, ya que sin ellos se puede reducir la producción de los principales cultivos dependientes de estos en un 90%.


Las abejas actúan como bioindicadores, y su disminución nos está advirtiendo que el equilibrio ecológico está severamente dañado, y la solución se debe ver desde una perspectiva integral, un cambio en la producción y cultura de consumo, e incluso un cambio a nivel espiritual. Las principales amenazas que están enfrentando las abejas, y los insectos en general, incluyen la pérdida de la diversidad genética, derivado de malas prácticas apícolas (convencionales) y su sobre explotación; el cambio climático (lo que afecta su proceso de adaptación); la agricultura extensiva (monocultivos), que no solo carece de fuentes de alimentación variada sino depende de insumos externos nocivos para las abejas como los plaguicidas o pesticidas; el uso de ciertos pesticidas neonicotinoides; y la pérdida de hábitat producto de la deforestación o la urbanización creciente y descontrolada.

Como solución integral a esta problemática, surge la apicultura biodinámica en 1924, cuyo impulsor, Rudolf Steiner, basado en un profundo conocimiento espiritual, logró inspirar una apicultura más respetuosa con la naturaleza de las abejas. En Guatemala, recientemente surgió BeeHub Guate, un emprendimiento guatemalteco con impacto social y ambiental, enfocado principalmente en el cuidado y la protección de las abejas y otros insectos polinizadores. BeeHub Guate busca ser pionero en la práctica de la apicultura biodinámica en el país, buscando atender más las propias necesidades de las abejas que los requerimientos productivos del mercado. La visión de BeeHub Guate es crear puentes para que todos y todas puedan canalizar su amor, preocupación e interés por proteger a las abejas, a través de una apicultura ecológica, ética y sostenible.



Para Ahmid Daccarett, fundador de BeeHub Guate, “tenemos el reto y compromiso de ir más allá de la apicultura orgánica, incluyendo las buenas prácticas de la apicultura biodinámica en nuestra forma de entender a las abejas y trabajar con ellas”. Por lo que su filosofía de trabajo promueve una apicultura diferente, enfocada en el bienestar de las abejas y en fortalecer su sistema inmune y su genética. Para Alfredo Mejía, Director de Asistencia Técnica de la iniciativa y experto en el diseño de sistemas agroforestales biodiversos, “debemos entender que las plantas, las abejas, el apicultor y el entorno están interconectados, y por lo tanto nuestro trabajo está orientado a obtener las condiciones naturales en la colmena.” BeeHub Guate está comprometido no solamente con la protección de las abejas melíferas, a través de su programa de Rescate de Colmenas, sino también con la preservación de la gran diversidad de abejas nativas y silvestres oriundas de la región. Como parte de su compromiso con la diversidad de abejas nativas, BeeHub Guate instala nidos de abejas solitarias y otros hábitats especiales para albergar a un sinfín de abejas silvestres en cada proyecto que promueve. Diana Cruz, Directora Creativa de BeeHub Guate, quien diseñó un nido de abejas solitarias como parte de un proyecto de investigación para la protección de polinizadores del país, resalta la importancia de preservar a todas las abejas y otros polinizadores, principalmente ante la amenaza de la extinción de varias especies en zonas urbanas o áreas deforestadas.


Esta filosofía se ve reflejada en las colmenas, vistas como un super organismo vivo en donde cada individuo cumple una función vital, como células de nuestro cuerpo. Por ejemplo, en sus colmenas se les permite a las abejas construir sus panales de manera natural sin usar cera estampada, que usualmente está contaminada o no tiene las medidas naturales de estas latitudes. De esta manera, al evitar el uso de cera estampada en la cámara de núcleo, las abejas reducirán naturalmente el tamaño de cada celda, adaptándose a sus propias necesidades. Asimismo, para la división y desarrollo de nuevos núcleos, se basan estrictamente en el ciclo de enjambrazón natural. Además, renuncian a la producción artificial de reinas y promueven la alimentación exclusivamente con la miel producida por ellas mismas, para evitar la alimentación con azúcar u otros edulcorantes artificiales que afectan la salud de las abejas en el largo plazo, y trabajan en línea con el calendario lunar y para dejar que las fuerzas cósmicas influyan de manera positiva en el resultado de la acción apícola.

0 views
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

beehubgt@gmail.com

Guatemala, Guatemala